¿Se puede superar el miedo a emprender?, aquí algunos consejos para lograrlo

Sin duda temerle a algo nuevo es normal, siempre la raza humana será propensa a ser muy susceptible a las nuevas experiencias pero lo que diferencia a los ganadores de quienes sólo son soñadores, es el compromiso por cambiar su destino, pues el éxito así como la felicidad, es una decisión que debemos tomar si así lo deseamos.

Y si dentro de unos años no has logrado absolutamente nada es porque no supiste ordenar tus emociones para enrumbarte hacia tu sueño. Pero analicemos algo, y si en vez de miedo lo que nos estorba para ser empresarios son simples y tristes excusas. Sin duda el emprendimiento no es pan comido a pesar de que muchos te puedan hacer creer lo contrario. Al final de todo siempre será mejor que tengas en la mente algunos criterios que te permitan conseguir lo que anhelas.

superar el miedo a emprender

  • Deshazte de las excusas. Atrás debes dejar tus principales obstáculos que, tal vez, solamente sean mentales. Es decir, tú no eres ni muy viejo ni muy joven para no emprender, es verdad que los conocimientos son cruciales para sacar ventaja y hacer las cosas bien desde el inicio pero no lo son todo, pues incluso la creatividad en tiempos difíciles puede ser más provechosa. Tampoco será demasiado tarde para ser independiente, sobre todo si tienes una familia que espera mucho de ti. La falta de capital y la experiencia que te falta, según tu trabajo constante, tarde o temprano te sobrarán. Por otro lado a veces nos es importante el aliento de la propia familia pero si no lo hubiera, sigue y ya.
  • Cree en tus potencialidades. Así es, si no empiezas a tener fe en lo que puedes dar, lo más probable es que sigas dependiendo de otro durante muchos años más. Lo ideal es que trabajes para poder conseguir esa confianza necesaria, esto lo podrás lograr resolviendo pequeños retos de modo que obtengas numerosos triunfos. Luego cuando ya estés listo podrás aumentar la complejidad de las pruebas para que tu nivel de empresario sea el óptimo.
  • No es necesario tener un producto definido. Pero si ya cuentas con un producto o con un servicio, en buena hora, si no, entonces podrías no complicarte la vida y optar por la pre-venta. Este es un sistema que consiste en promocionar algo de valor para muchas personas pero que no ha sido creado aún, es sólo una idea de negocio, un proyecto por desarrollar, siempre y cuando exista la demanda suficiente que amerite su producción o creación. Ya son muchos los visionarios que han usado esta estrategia y les ha funcionado, lo único relevante a considerar para que puedas vender es tener una reputación excelente.
  • Ser perfeccionista puede jugar en contra. Muchas personas se derrotan a sí mismas porque se les viene a la mente una verdadera avalancha de ideas, de sugerencias para mejorar o ultimar detalles con respecto a lo que comercializarán, con respecto al local, a los problemáticos préstamos que tendrían que hacer para comenzar, en las posibles deudas que no han llegado, se imaginan que no están preparados para dar ese salto que sólo se da una vez, en fin. Pensando de esa forma es obvio que no podremos constituir una empresa ejemplar, si queremos resultados, será mejor que nos conformemos con ofrecer algo que no sea mediocre pero sí aceptable y rentable a la vez. Si faltase modificar o perfeccionar cierto punto, pues esos problemas también se pueden resolver con el tiempo.
  • Jamás imagines que se acabaron los socios. También es común que nos hagamos la idea de que no habrá inversionistas que apuesten por nuestra marca por una y mil razones. Todos sabemos que es y ha sido compleja la tarea de buscar socios, pero con las herramientas sociales o de la web, pues esta limitación prácticamente ha sido superada.
  • Invierte en educación. Son muchas maneras de poder convertirnos en el próximo éxito de Internet, ya que hoy en día tenemos demasiados maestros que comparten sus conocimientos, ya sea previa cuota o gratuitamente, que luego podremos usar para nuestros propósitos. Por otro lado, las mismas universidades (físicas o en línea) proporcionan cursos libres de costo para poder ser expertos en algún tema que nos interesa. En realidad hay diversas posibilidades en la web para aprender desde programación hasta marketing de afiliados, sólo es cuestión que digas que sí al nuevo mundo que estás a punto de disfrutar.

Para algunos quizás no sea fácil, otros posiblemente crean que esto es lo suyo, y también es probable que varios ni siquiera lo intenten, todo puede pasar de hoy en adelante, menos echarnos para atrás. Suscríbete para más novedades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: