Importantes recomendaciones para que un emprendedor consiga el éxito

Las personas que han triunfado en la vida son prácticamente dueñas del mundo simplemente porque se atrevieron a vivir como ellas querían, haciendo lo que realmente las hace sentir plenas y autorrealizadas, pues alguien no es verdaderamente exitoso por sólo tenerlo todo.

En otras palabras, uno entiende como éxito el haber llegado a la cima, pero a una cima de una determinada montaña se puede llegar hasta con helicóptero, pero el que llegó esforzándose y prácticamente arriesgando su vida en dicho intento, se siente feliz y complacido porque lo logró con sus propios méritos.

Por eso en la actualidad son genuinamente exitosos aquellos emprendedores que han superado sus límites aprendiendo de sus aciertos y asimilando sus derrotas. Una de las claves para alcanzar grandes objetivos y de manera rápida es aprendiendo del éxito, pues los mejores son ahora los mejores porque en algún momento aprendieron de quienes habían logrado el éxito.

Un emprendedor que ha llegado a los más alto ya no puede retroceder ni debe echarse para atrás por ningún motivo, enfocándose en tener siempre un pensamiento positivo para no desorientarse.

Se dice que vivimos en la “era light” donde la mayoría de la gente quiere poseer absolutamente todo sin haberse esforzado para conseguirlo, así como lo plantea la televisión cuando por ejemplo un personaje ficticio consigue hacerse millonario de la nada, donde siempre hay un rico y pobre pero resulta que el pobre termina siendo el heredero de toda la fortuna familiar, donde los más guapos tienen a las mujeres más hermosas, donde las señoritas se sientan a esperar a su príncipe azul, en fin, son varios casos que han ido atrofiando y desviando la manera de pensar de las personas alejándolas completamente de la realidad, tan dura pero cierta.

Tampoco podríamos olvidar a los que tratan de conseguir felicidad y satisfacción usando drogas y todo tipo de basura destructora del organismo. Son personas mediocres, como algunos empresarios, que no pueden cambiar el rumbo de sus vidas, que no son capaces de conseguir la felicidad y autorrealización por sus propios medios, por lo que recurren a estos alucinógenos para olvidarse de sus problemas, responsabilidades y sobre todo de su esfuerzo para salir adelante. Hemos citado este caso pues es así como muchos dueños de empresas actúan antes o después del triunfo, lamentablemente.

A este tipo de personas se les llama “los aburridos de la vida”, pobres individuos que tienen un gran vacío existencial y no saben qué hacer con sus vidas, teniendo a su alrededor muchos testimonios de éxito que no desean comprender.

Sin embargo, cada persona es diferente y viene de un mundo distinto por lo que dependerá de que quieran en realidad salir del hoyo en el que se encuentran. Así que si anhelan ver como su vida se llena de éxito, eso mismo tienen que darle a la vida para que de la misma manera sean recompensados.

Pero para que un emprendedor consiga el éxito deberá ser “excelente”. Quizás creas que no es nada nuevo, que los que ya alcanzaron la excelencia son los triunfadores. No obstante, ser excelente quiere decir que un emprendedor tiene que ser excelso, es decir, debe siempre dar más de lo que se espera de él. En el trabajo alguien puede ser excelente si es que labora horas extra y lo hace con gusto, brindar un mejor trato a los clientes y tener la suficiente paciencia hasta que queden satisfechos, recorrer un kilómetro cuando se pidió sólo avanzar unos cuantos metros. Pero no se trata de dar más para esperar más, pues a eso se le llama interés, se trata de brindar lo mejor de nosotros para obtener mejores resultados ya que esta dedicación se verá reflejada en lo que ofrecemos a los demás como un producto o servicio. Sintetizando, debemos poner mayor énfasis en los detalles para poder realizar una excelente obra o producto.

Se cuenta que un discípulo del famoso escultor Miguel Ángel le recriminó por los demasiados pequeños detalles en su escultura, a lo que el artista contestó diciendo que la perfección viene a ser un cúmulo de pequeños detalles, pero la perfección jamás será un pequeño detalle.

Demás está decir que Miguel Ángel fue un artista excelente, no solamente por pesar de esa manera sino por su obra extraordinaria.

Y qué podríamos hallar en la palabra “extraordinario” de la que dice “ordinario”, pues la diferencia es el “extra”. De allí que se aconseja a los emprendedores a ser excelentes y excelsos para que siempre ofrezcan ese extra que marcará su progreso.

Por ejemplo cuando se llega a un hotel, uno sabe que es excelente o extraordinario por simples detalles como una bata extra, toallas extra, secadores de cabello o hasta rasuradoras extra se puede encontrar hoy en día, lo que llega a constituir esos pequeños detalles de los que Miguel Ángel hablaba.

En definitiva, todo emprendedor que quiera alcanzar el éxito deberá trabajar para conseguir su excelencia, de esta forma se podrá decir que se trata de una persona a quien sí le importa los detalles, los que seguramente se verán reflejados en la calidad de lo que ofrece. Otra cosa importante a tener presente, es que el tiempo para poder ejecutar todo cuanto sea posible para mejorar es ahora, pues el presente es lo único eterno en nuestras cortas vidas y hay que vivirlas dando todo de nosotros y sin tibiezas para no arrepentirnos de no haber hecho algo antes que hubiera cambiado nuestro futuro para el resto de nuestra existencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: