Cómo crear un negocio por Internet

Las oportunidades que brinda Internet para montar un negocio son infinitas y prueba de ello son los millones de comercios electrónicos y startups que existen hoy en día cuyo crecimiento no parece detenerse. Lamentablemente no todos los emprendedores de la red llegan a tener el éxito esperado, y a veces sucede que la falla estaba en un aspecto tan básico como la página web de dicha empresa o quizás en el inadecuado nicho de negocio.

En fin, son muchas las variantes que podrían determinar el progreso o fracaso de un negocio en Internet. Sin embargo, para iniciarse en este competitivo mundo de los negocios online, hay que tener en cuenta ciertas pautas para poder identificar si vamos por el camino correcto.

Alguna vez te has preguntado cuáles podrían ser tus habilidades, las mismas que podrías usar para ganar dinero por Internet, ya sea por ejemplo como blogger o confeccionando tu propia marca de ropa. Obviamente tiene que ser algo que te guste y que lo puedas hacer fácil y correctamente.

disponibilidad y voluntad para invertir decididamente en el que será tu próximo negocio. Tienes que ser un emprendedor dispuesto a invertir tanto en dinero como en tiempo y en el constante aprendizaje, pues los negocios en Internet no son tan sencillos como muchos lo quieren dar a entender, por ello la red está inundada de bastante “cursillo mágico” que te hará ganar grandes cantidades de dinero en poco tiempo. Pero si eres una persona ya consolidada que cuenta con su propia empresa, no estaría mal en que inviertas un poco de tu tiempo en aprender ciertos tips que siempre nos hacen falta.

Si eres nuevo en esto y quieres comenzar a emprender online o si ya tienes una empresa propia, la obligación principal para conseguir todas tus metas y objetivos es crear tu página web. Esta tal vez sea la fase más interesante y para desarrollarla cuentas con tres alternativas bien marcadas: realizar esta tarea por tu cuenta, encargarla al personal capacitado de tu empresa, o recurrir a los servicios de una empresa externa especializada en este tipo de trabajos.

Los expertos recomiendan escoger entre alguna de las dos primeras opciones pues resultaría más económico que contratar a otra terceros que posiblemente cobren demasiado en la programación, diseño y mantenimiento de dicho website. Por otra parte, este tipo de webs comerciales tienen un carácter muy dinámico y necesitan ser actualizadas a cada momento. Así que si tú no tuvieras el 100% del control de tu portal, sería una pérdida de tiempo y de dinero hacer todos los cambios y actualizaciones inmediatas.

Pero si no eres experto en estos temas, Internet tiene un fantástico y muy completo abanico de posibilidades para que no te hagas problemas. Podrías aprender a utilizar un buen gestor de contenidos como WordPress, Drupal o Joomla por citas algunos de los más populares. En cuanto al diseño podrías optar por comprar una plantilla y así te ahorras horas de trabajo en moldear la aparciencia de tu web.

Conceptos básicos:

  • Dominio propio: El dominio viene a ser tu identificación en la web. De esa manera lograrás que los potenciales clientes te respeten y puedan confiar en ti para comprarte algo. Este dominio tiene que ser fácil de recordar y deberá estar ligado a tu giro de negocios. Si de trata de un negocio gastronómico en la vida pondrías uno que se relacione a la tecnología o deportes.
  • Plan de negocios: El plan de negocios es la herramienta más importante para ejecutar un proyecto en la vida real, y como en toda empresa tendrá que responder a las siguientes preguntas: ¿A qué mercado quiere llegar?, ¿quién será tu público objetivo?, ¿qué tan rápido quieres que tu negocio web esté funcionando en línea?, ¿cuánto dinero estás dispuesto a invertir en tu preparación y en tu negocio web?, ¿cuánto tiempo dedicarás a la creación de tu negocio web y cuándo empezará?.

Otra cosa a tener en cuenta es que un empresario nunca debe dejarse llevar por el alcance de la red para empezar a vender todo tipo de cosas a todo el mundo, pues como está comprobado, eso no funciona. Uno debe enfocarse en un mercado específico para conseguir mejores resultados.

  • Aprender de los demás: Una de las estrategias para crecer más rápido en la web es aprender de la experiencia de los demás, en otras palabras, debes buscar en Internet otros negocios online similares al tuyo y ver qué es lo que hacen de manera que implementes sólo lo más resaltante en el tuyo propio. Además, debes fijarte en sus aciertos y errores porque eso te ahorrará tiempo y dinero.
  • Recurre a profesionales: Es obvio que por nuestra cuenta podríamos aprender diversos programas de diseño o programación web, no obstante, si queremos contar con algo más elaborado, nunca está de más reconocer que necesitamos ayuda y lo sugerible sería contratar a un verdadero experto hasta en las labores de actualización o posicionamiento.
  • Promoción y Posicionamiento: Cuando se lanza un nuevo producto, la promoción resulta vital para que llegue al público objetivo. Lo que se aconseja es que esta promoción no se limite sólo a la web sino también fuera de esta, podrías digitar la dirección de tu página así como la de tu email en tus tarjetas de presentación. Puedes usar a las redes sociales para este fin así como registrarte en cuanto motor de búsqueda y directorio encuentres. También podrías usar banners para insertarlos en webs amigas o podrías participar en foros de discusión muy a menudo, puedes dejar comentarios enlazando tu URL. Por otra parte, es recomendable y factible ofrecer descuentos, bonos especiales, premios, información gratuita, o un boletín electrónico. Lo importante es diseñar la web de tal manera que puedas obtener la información personal del futuro cliente incluido su correo electrónico, ello te permitirá enviarle información relevante periódicamente para concretar futuras ventas. Pero si quieras algo más profesional para poder impactar a tus clientes, entonces podrías implementar un carrito de compras, un sistema de pago online, bases de datos, boletines, autoresponders u otras herramientas de comercio electrónico, siempre buscando alternativas no tan caras y de fácil uso.

En síntesis, podríamos decir que montar una empresa tanto en el ámbito virtual como en el físico viene a ser prácticamente lo mismo, pero con la única variante lógica de tener los fundamentos mínimos sobre Internet y cómo es que esta tecnología se aplica a los negocios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: