7 características de los emprendedores exitosos

Las personas que llevan una vida cómoda y llena de tranquilidad económica, felicidad familiar y en general todo un panorama de oportunidades, no es porque les haya caído del cielo, al contrario, es fruto del trabajo diario y gracias a la motivación, constancia y disciplina es que dicho trabajo se puede realizar de forma inmejorable.

Sin embargo, este mundo está lleno de contrastes, de buenas y malas estampas que constituyen un mundo dominado por aquellos que se arriesgan, mientras los que deciden centrarse en ser dependientes se ven en la obligación de asumir las limitaciones impuestas por un jefe o por un sistema con el que no están de acuerdo.

¿Pero qué diferencia hay entre quienes desean triunfar por sus propios medios y quienes los observan preguntándose cómo es que lo hacen? Se dice que la gente que ha sabido ganar en la vida lo ha hecho porque ha podido entrenar la mente para los negocios, la han optimizado de tal forma que es imposible decirles que no podrán, y en sí las 7 características de los emprendedores exitosos las podemos encontrar en la siguiente lista:

caracteristicas-de-los-emprendedores-exitosos

Entre las características de un emprendedor que tenemos:

1. Tienen su propia visión del futuro. Se imaginan si Einstein no hubiera pensado como lo hizo en su momento, si sólo se hubiera dedicado a experimentar con los conocimientos que ya están en la “mesa” y que todos ya disponen para poder volar más alto. Este personaje, al igual que empresarios como Ford, Rockefeller, Edison, y más, tuvieron que seguir su propio camino para poder diferenciarse y vaya que lo hicieron de una manera notable, con innovaciones jamás antes vistas. Seguir el camino que nos imaginamos será el mejor para nosotros es una característica esencial que debemos tomar en cuenta, más ahora que ya sabemos que podríamos llegar lejos.

2. Alto conocimiento personal. La gente triunfadora no es como el resto, son individuos que saben a ciencia cierta quienes son, para que son realmente buenos, saben hasta donde podrían llegar cuando se presentase la oportunidad perfecta, saben identificar cuando es el momento exacto para actuar con todo lo que tienen, pero también son muy autocríticos, reconocen a cabalidad sus deficiencias y limitaciones, pero no se quedan con estas a cuestas, trabajan para perfeccionarse y así ser mejores cada día, pues son gente de decisiones y estas las toman en base a resultados.

3. Son seguros de sí mismos. Los empresarios que han sabido sobresalir siempre estuvieron seguros en todo momento, ya sea en épocas difíciles o sencillas, de lo que podrían hacer, por eso es que logran alcanzar sus metas, pues se imaginan un mundo en donde ya están disfrutando de sus victorias aunque la realidad les diga que falte mucho por hacer. Son seguros para resolver problemas, para dirigir grupos humanos, para enfrentarse a sus detractores o competencia con valor, para idear planes o innovaciones que marcarán la diferencia, etc.

4. Se fijan objetivos para cumplirlos. Los que tienen la madera de vencedores sí o sí tienen que enfocarse en un objetivo principal, una vez fijado se debe hacer hasta lo imposible para conseguirlo. Sin duda la meta es ganar aun cuando debamos de cambiar de rubro, de mercado, de empleados, hasta de planes o estrategias de negocios. Esta clase de personas se concentran en un objetivo y no se distraen para nada de su destino final a pesar de los problemas que surjan o ante las tentaciones, más que nada por abandonar o para hacer otras cosas distintas que nada tienen que ver con la meta inicial.

5. Corren riesgos controlados. A los vencedores siempre les fascina correr riesgos, siempre anhelan innovar y ser mejores que los demás, siempre se desafían a sí mismos, siempre están en constante actualización, aman relacionarse con gente que les podría ayudar a construir cosas nuevas, en otras palabras, jamás se quedan en un estado de letargo a pesar de que sus compañías vayan funcionando correctamente. Pero como personas pensantes son muy calculadoras y por lo general nunca dan un mal paso, pues si deciden que hay que correr un riesgo, lo hacen pensando en que van a salir airosos.

6. Actúan con entusiasmo. Otra de las cualidades que nos ha llamado la atención y que podríamos tomarla como un secreto para que nos vaya bien en la vida es la aplicación del ENTUSIASMO. Es una sensación de hacer algo porque nos gusta sabiendo que nos irá como lo esperamos si es que lo hacemos correctamente, suena un poco largo, pero es así como piensan y lo sienten los grandes personajes de hoy en día. Es una energía interna que los incentiva a seguir aunque todo parezca desmoronarse, en las derrotas y fracasos es donde sale a relucir este sentimiento y es fundamental para lograr saborear la gloria.

7. No creen en la suerte. La suerte es cosa de supersticiosos, de gente ignorante posiblemente, y aunque tenemos que reconocer la buena fortuna, esto no significa que sea crucial para tener una vida regida por la genuina felicidad. Hay personas que nacen en cuna de oro, hay personas que tienen el apoyo de gente pudiente, hay quienes hasta se sacan la lotería, pero son “cosas que pasan y que tienen que pasar”. El emprendedor no espera eso ni tampoco se sienta a dar gracias por todo lo que le ha sido entregado desde lo más alto, sino que tiene la necesidad de trabajar para conseguir más fortuna o hacer una propia prácticamente de la nada.

Son aspectos que hay que tomar en cuenta pues constituyen la manera de vivir de seres humanos que sólo han querido ser diferentes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: